Viajar a Colmar ¡la mítica ciudad francesa para que disfrutes tus vacaciones!

Viajar-a-Colmar
79 / 100

Las ciudades europeas siguen estando entre los destinos favoritos de miles de turistas que, año tras año, recorren el viejo continente. Colmar, capital histórica de la Alta Alsacia, atrae un número importante de visitantes europeos y oriundos de otros continentes, que recorren los más icónicos rincones de esta ciudad, vacacionando en cualquier época del año. Si está entre tus planes viajar a Colmar a pasar tus vacaciones, no puedes dejar de leer este post, donde encontrarás los detalles más importantes a considerar si deseas vacacionar en este pintoresco paraje urbano. 

¿Cómo llegar a Colmar?

¿Quieres viajar a Francia y no sabes cómo llegar a Colmar? Independientemente de si eres Francés o deseas visitar Colmar desde cualquier otra parte del mundo, siempre habrá opciones económicas y accesibles para llegar a la Alta Alsacia. Si vas a emprender tu viaje desde otro continente, la mejor opción será por aire; miles de vuelos despegan cada año desde los aeropuertos más importantes del mundo para llegar a Entzheim y Basel Mulhouse Friburgo, los dos aeropuertos internacionales cerca de Colmar. Estos aeropuertos se encuentran en Estrasburgo a pocos kilómetros de Colmar. Llegar a Estrasburgo en vuelo internacional, es rápido, fácil y económico si planificas y organizas tu viaje tomando en cuenta tu presupuesto. 

Viajar en tren a Colmar es otra interesante opción  que tienes para llegar. Puedes llegar en avión hasta Lyon o París y tomar el tren que parte a Colmar; será una aventura diferente llena de diversión. 

Viajar a Colmar en carro es una opción que no puedes descartar, si estás en Europa. Atravesar el viejo continente te puede llevar solo cuestión de horas y además disfrutar de las bondades que te regalará la carretera. Podrás disfrutar de los paisajes, conocer lugares recónditos e inimaginables, que viajando por avión no llegarías nunca a disfrutar de la misma manera. Una vez en la ciudad, podrás recorrer Colmar caminando, en bus o en vehículo de alquiler, el cual podrás rentar a precios increíbles. 

Hoteles en Colmar: las mejores opciones para ti

Pasar vacaciones en Colmar puede resultar estresante si no organizas cada uno de los detalles de tu viaje con antelación, ya que debido a la gran afluencia de turistas en cada temporada, puede que no encuentres un lugar donde hospedarte con facilidad. Buscar alojamiento en Colmar es algo que puedes hacer desde la comodidad de tu hogar o visitando agencias de viajes, que te puedan ayudar a encontrar el sitio perfecto para ti y tu familia. A continuación mencionaremos algunas opciones de hospedaje en Colmar para que puedas tener una idea de las bondades que el servicio hotelero tiene para ti.

Ibis Colmar Center

Ibis-Colmar-Center

Uno de los hoteles mejor ubicados de Colmar en pleno casco histórico de la ciudad. Sus habitaciones están cómodamente equipadas para hospedar viajeros solitarios, familias o parejas que deseen tener a la mano las principales atracciones turísticas que ofrece la región. Sus instalaciones no permiten fumadores por lo que deberás estar al tanto, si entre tus hábitos está fumar. Cerca del Ibis Colmar Center encontrarás el Museo de Unterlinden, la Colegiata de San Martín, la Iglesia de los Dominicos, la Casa de las Cabezas, el Museo de Bartholdi, entre otros sitios de interés. 

Novotel Suites Colmar Center

Este hermoso hotel te ofrece confortables habitaciones de 30 metros cuadrados, en medio de modernas instalaciones donde podrás hospedarte también acompañado de tu mascota, si la deseas incluir entre los invitados de tu viaje. Este es uno de los hoteles más nuevos de Colmar muy bien situado, donde la amabilidad se desborda en cada de uno de sus espacios. Si eres amante de lo sobrio y la modernidad, deberás hospedarte en este hotel.

Best Western Grand Hotel Bristol

Ubicado en la plaza de La Gare, es un lugar perfecto para empezar a recorrer Colmar cada mañana. Su cercanía a los más importantes lugares de la ciudad, lo hacen uno de los hoteles más atractivos de la región. Con gimnasio, servicio de wifi gratis, sauna y un elegante restaurante, es el sitio perfecto para viajeros refinados, amantes de lo contemporáneo. 

Hotel Turenne

Si no sabes dónde dormir en Colmar, este hotel es una de las más favorables opciones que puedes encontrar. Su estratégica ubicación, la amable atención de su personal, así como lo impecable y cómodo de sus habitaciones lo convierten en una tentativa alternativa para pasar la noche en Colmar. Muy cerca y a pie encontrarás la Casa de las Cabezas, la Iglesia de los Dominicos, el Museo de Bartholdi, la Colegita de San Martín, La Pequeña Venecia, además de poder encontrar transporte fácilmente para trasladarte a otros sitios de interés.

¿Qué ver en Colmar? Conoce los más interesantes lugares que no puedes dejar de visitar

Por ser Colmar una ciudad francesa ubicada cerca de la frontera con Alemania,  su interesante historia y su atractiva arquitectura la hace estar entre las localidades más destacadas de Europa para hacer turismo. De hecho la Organización Mundial del Turismo (OMT), estima que Francia recibe un aproximado de 90 millones de turistas cada año, de los cuales un gran número tiene como visita obligatoria la localidad de la Alta Alsacia. Si eres uno de ellos y estás planeando tus vacaciones, te mostramos, a continuación, las atracciones qué ver en Colmar para que no te pierdas ningún detalle de la capital del Alto Rin. 

Museo de Unterlinden

Museo-de-Unterlinden-colmar

Visitar el centro de Colmar se convierte en todo un espectáculo de arte, cuando visitas el museo medieval que alberga, nada más y nada menos, que la majestuosa obra del pintor alemán Matthias Grünewald. El Retablo de Isenheim es un retablo de óleo sobre madera, pintado entre los años 1512 y 1516 como símbolo de sanación para los enfermos que padecían la Peste de Fuego. El museo de Unterlinden, pasó de ser el convento que recibió y mostró esta obra a sus fieles por vez primera, al museo más visitado de Francia, después de los de Paris. Fue fundado en el siglo XIX y actualmente exhibe famosas pinturas, esculturas, piezas arqueológicas y objetos de decoración antiguos, entre otras piezas tradicionales. Si no sabías qué hacer en Colmar, ya conoces uno de los primeros museos que debes incluir en tus visitas obligatorias a esta ciudad.

La Petite Venise

La-Petite-Venise-colmar

Uno de los lugares más bonitos de Colmar, que no puedes dejar de visitar es La Pequeña Venecia francesa. Esta comunidad, repleta de pintorescas casas y hermosos paisajes, se erige a lo largo de hermosos canales de agua del río Lauch, en los que podrás dar paseos en botes para recorrer la barriada. En este lugar podrás encontrar comercios, tiendas típicas, tradicionales viviendas de madera y exquisitos restaurantes, donde deberás degustar los mejores vinos y platos de la región.  Los paseos en bote en Colmar están disponibles en cualquier época del año, aunque durante los meses de invierno las oportunidades se reducen debido al clima de la temporada. 

Colegiata de San Martín

Colegiata-de-San-Martín

Este templo religioso gótico, data del siglo XIII cuando terminó su construcción, para convertirse en una de las iglesias católicas de Colmar más importantes. Este recinto es catalogado como la catedral de la ciudad, aunque propiamente no ha sido reconocida por las autoridades eclesiásticas para representar esta figura. La Colegiata de San Martín fungió como catedral entre los años 1790 y 1801, perdiendo luego este título por razones desconocidas. No obstante, la población de Colmar la considera como su basílica mayor, donde se congregan miles de fieles cada año para rendirle culto al Señor. Si eres fiel católico o practicante de cualquier otra religión debes visitar la catedral de Colmar; admirar su arquitectura, sus esculturas, el reloj que exhibe en una de sus naves, los frescos y los vitrales que ostenta; será de las experiencias artísticas más significantes que podrás disfrutar durante tu viaje a esta ciudad.

Museo Bartholdi

Museo-Bartholdi

Fundado en honor al escultor de la Estatua de la Libertad, Auguste Bartholdi, es el museo que alberga preparados de obras escultóricas por parte de este artista. Los lugares a visitar en Colmar están casi todos llenos de historia como este museo, cuya sede es nada más y nada menos que la mismísima casa donde nació Bartholdi, un 2 de agosto de 1834. Los pasillos y habitaciones de esta galería muestran, además de algunas obras del escultor, algunas piezas y objetos judíos provenientes de un asentamiento de esta colectividad religiosa radicada en Alsacia. 

Iglesia de los dominicos

Iglesia-de-los-dominicos-colmar

Esta antigua iglesia de arquitectura gótica fue construida en el siglo XII albergando a una orden monasterial durante varios años y a un convento posteriormente. Cuatro años más tarde, su estructura sufrió graves daños debido a las guerras suscitadas durante la época. Su restauración se llevó a cabo años más tarde, dándole lugar a la entrada de militares para radicarse en el recinto y usarlo como hospital militar. Aunque su estructura es una iglesia, funciona como un museo donde se exhiben obras de diferentes artistas europeos, como Martín Schoengauer, quien pinto ‘La Virgen del Rosal Silvestre’ y cuya obra es una de las más admiradas en dicha galería. Las iglesias de Colmar son todo un espectáculo digno de admirar, sin embargo la Iglesia de los Dominicos es una de las más particulares que existen en la ciudad, por la historia que esconde detrás de tan imponente estructura. 

Parc du Champ de Mars

Parc-du-Champ-de-Mars

Pasear en Colmar significa también admirar sus espacios verdes y regocijarse en ambientes naturales, de los tantos que te ofrece la región. Uno de estos espacios mágicos es el Parc du Champ De Mars, uno de los parques de Colmar más acogedores que podrás encontrar. En él tendrás la oportunidad de conocer la primera fuente de agua colmariense en usar un circuito mecánico, además de que la estatua ubicada en el centro de ésta, fue esculpida por Bartholdi en 1864. Visítala en la avenida de la República, a pocos minutos de casco histórico de la ciudad. Caminar es una de las más gratificantes actividades qué hacer en Colmar, ya que la cercanía de sus principales atracciones te permitirá llegar hasta ellas, mientras das un paseo y estiras las piernas por estas hermosas calles de adoquines. 

Museo del juguete

Museo-del-juguete-colmar

¿Te imaginas un lugar repleto de juguetes con los que puedas interactuar y recordar tu infancia? Pues sí, no sólo quedará en tu imaginación, sino que realmente podrás revivir estos gratos momentos. Entre las actividades para niños en Colmar que no puedes pasar por alto está la visita obligada a este lugar de ensueño, tus pequeños perderán la cabeza al sumergirse en ese mundo de fantasía, donde podrán interactuar con algunas de las piezas exhibidas. Además, si viajas solo, en grupo de amigos o con tu pareja, también se hace imperdible visitar el Museo del Juguete en Colmar.  

El museo consta de tres niveles donde se muestran juguetes antiguos y de las marcas más famosas de todas las épocas; en fin, una aventura que desearás volver a repetir en tu próximo viaje a esta ciudad.

Iglesia de San Mateo

Iglesia-de-San-Mateo-colmar

Este templo protestante data del siglo XII, cuando fue construido para la orden de los Franciscanos, desde entonces ha engalanado la ciudad con su impresionante estética arquitectónica gótica, atrayendo a miles de visitantes de todas partes del mundo. El recinto posee una acústica perfecta para ser el anfitrión de un importante festival de música cada año, además de albergar un hermoso Cristo esculpido en los años 1500.

Museo de historia natural

Museo-de-historia-natural-colmar

Las especies protegidas de la Alta Alsacia han sido reunidas, magistralmente, para dar vida a lo que se conoce como uno de los mejores museos de Colmar. En este museo se conjuga la ciencia en las formas de la arqueología, la botánica, la biología, la geología, la etnología, entre otras áreas de interés para los apasionados de la historia natural. 

Casa de las cabezas

Casa-de-las-cabezas

Esta casa antigua, construida en el siglo XVI, se encuentra en la calle 19 des Têtes, adornando con 111 cabezas de animales, máscaras y bufones su hermosa fachada. Como habrás podido notar, su nombre se debe a las pequeñas esculturas en forma de cabezas que la ornamentan y las cuales, se han convertido en piezas icónicas que enganchan la mirada de miles de visitantes. La casa de Têtes es, hoy en día, uno de los mejores hoteles de Colmar donde podrás también degustar platos exquisitos de la región en su famoso restaurante.  

Quai De La Poissonnerie

Quai-De-La-Poissonnerie

El Distrito de la Pescadería, tal como se le conoce en español, es un barrio colorido, con casitas de madera, donde habitan los pescadores colmarienses. Uno de los lugares para visitar en Colmar qué te hará disfrutar de una experiencia diferente y conocer más el folclore de la región. 

Casa Adolfo

Casa-Adolfo-colmar

Otra de las casas más bonitas de Colmar es la Casa Adolfo, una vivienda construida en el siglo XIV, que gracias a su fachada y a su antigüedad ha sido declarada patrimonio histórico. Como prácticamente todos los lugares turísticos de Colmar, la Casa Adolfo queda en un punto estratégico de la ciudad,  contigua a la catedral, haciendo más fácil tu itinerario de paseo por la región de la Alta Alsacia.

El clima en Colmar: ideal para vacacionar

Cualquier época del año será siempre buena para visitar Colmar, si estás ávido de visitar estas tierras, aunque hay temporadas en que las atracciones son mejores, como en navidad. Sin embargo, ten en cuenta que el clima en los meses de invierno te pudiera impedir realizar un recorrido exhaustivo por la ciudad, ya que el frío y algunas precipitaciones podrían impedirlo. La mejor época para visitar Colmar es el verano porque el tiempo te permitirá disfrutar de días soleados y cálidos sin riesgos de torrenciales lluvias que acaben con tus planes. En verano la temperatura en Colmar es perfecta: entre 18 y 26 ªC para sentir el calor de los rayos del sol en cada caminata. 

Navidad, aunque suele ser muy fría debido al invierno, es también una de las mejores épocas. Los mercados de navidad de Colmar se adueñan de las calles para exponer artesanía típica, platos propios, adornos navideños entre espectáculos de luces navideñas y turistas de todas partes del mundo. Aunque prefieras viajar en verano, te recomendamos que eches una pasadita en noviembre y diciembre para que admires las exhibiciones navideñas de la ciudad.

Si Francia es el país que más turistas recibe cada año, Colmar es una de las ciudades que más visitantes alberga también. Y es que no es vano, su historia, arquitectura, costumbres, gentileza y la atención de sus pobladores la convierten en una de las regiones de Europa mejor catalogada por turistas expertos. Hacer turismo en Colmar es una experiencia que todos deberíamos permitirnos aunque sea un par de veces en la vida; viajar a este destino se hace sencillo ya que hay actividades de todo tipo y para todos los gustos, los precios son accesibles y los hoteles ajustados a cada presupuesto. No dejes pasar la oportunidad de conocer uno de los lugares más bellos de Francia y el mundo.