Próximo destino: Alsacia y Lorena

Bienvenido a Alsacia.es, aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre esta maravillosa región de Francia…

Viajar es una de las actividades más placenteras y satisfactorias que existen, ya que nos da la posibilidad de conocer nuevos lugares, personas, culturas y mucho más. Claramente, son muchos los destinos a los que puedes ir; sin embargo, Alsacia y Lorena es uno de los más bonitos.

Por lo tanto, si estás pensando en irte de vacaciones, o si por otros motivos necesitas ir a esta región francesa, sigue leyendo, ya que es importante conocer algunos aspectos sobre la misma. Todo esto con el objetivo de ayudarte para aprovechar al máximo el viaje y vivir unas experiencias inigualables. A continuación te vamos a dejar con un pequeño resumen de su geografía e historia, continuando con nuestras recomendaciones para visitar Alsacia. 

Alsacia, región histórica y antigua región de Francia, en enero del 2016 se incorporó  a la región del Gran Este (Grand Est). Como entidad administrativa, abarcaba los départements (es una división territorial de Francia y una comunidad territorial, es decir, una persona jurídica de derecho público distinta del Estado, a la que se le confía una misión de interés general relativa al Département, entendido como un territorio) de Haut-Rhin («Alto Rin») y Bas-Rhin («Bajo Rin») y estaba delimitada por las regiones de Lorena al oeste y Franche-Comté al suroeste. Suiza se encuentra al sur de Alsacia y Alemania la limita al este y al norte.

historia-alsacia-lorena

Geografía

En los límites naturales de Alsacia están las montañas de los Vosgos al oeste y el río Rin al este. La cordillera de los Vosgos cede gradualmente hacia el este a la llanura de Alsacia, mientras que al sur la región de Sundgau en el sur del Haut-Rhin se eleva a las montañas de Jura. Es una de las regiones más fértiles de Europa central. Las colinas están decoradas por sus frondosos bosques, principalmente de abeto, haya y roble. La precipitación anual es relativamente baja, y oscila entre 500 y 700 mm (20 y 28 pulgadas).

Estrasburgo, uno de los pueblos de Alsacia

Alsacia tiene una agricultura rica y altamente intensiva caracterizada por sus pequeñas granjas. Esto es debido a los viñedos situados en las colinas de los Vosgos. Hay varios vinos blancos bastante buenos, como el Riesling, el Gewürztraminer, el Sylvaner, el Auxerrois y el Pinot Blanc. Colmar es el principal centro de la región vinícola, cuyos viñedos se extienden en una estrecha franja a lo largo de las laderas inferiores de los Vosgos al oeste de la ciudad. Una parte de la llanura aluvial (por ejemplo, al oeste de Estrasburgo) está dedicada al trigo, pero también hay cultivos industriales, como el azúcar, el lúpulo y el tabaco. La región también es conocida por sus espárragos y el foie gras(me encanta).

La economía industrial es bastante fuerte y diversificada. Las fábricas textiles, alojadas en Mulhouse y sus alrededores, son una de las industrias más antiguas de la región, aunque ahora ya no tienen tanta importancia. La producción de maquinaria, en parte relacionada con los textiles, y las industrias de alimentos y bebidas (molienda, elaboración de cerveza, enlatado) también están muy arraigadas. Entre las industrias más recientes están el ensamblaje de automóviles y la fabricación de componentes, los productos farmacéuticos, y la electrónica. Gran parte de las inversiones en la industria se originan fuera de Francia, en particular, Alemania, Japón y Estados Unidos. Muchos de los trabajadores se van a las fábricas de Alemania y Suiza. El sector de los servicios ha crecido rápidamente, como la venta al por menor, los servicios empresariales, la enseñanza superior y la investigación. Estrasburgo es una de las ciudades más avanzadas en este aspecto.

Sin contar la cordillera de los Vosgos, Alsacia está densamente poblada (el doble de la media nacional) y tiene una red urbana bien desarrollada dominada por las ciudades de Estrasburgo, Mulhouse y Colmar. La densidad de la población rural es una de las más altas de Francia. Hay una red de autopistas que atraviesan Alsacia, y hay un aeropuerto regional en Estrasburgo. También hay una extensa zona portuaria e industrial a orillas del Rin. Además de su uso como vía fluvial, el Rin se utiliza para generar energía hidroeléctrica, y en sus orillas se encuentra una central nuclear, en Fessenheim.

Historia

Alsacia fue conquistada por las legiones romanas de Julio César en el siglo I a.C. y había sido profundamente romanizada en el momento de la invasión de los Alemanes en el siglo V d.C. Los Alemanes, sin embargo, fueron conquistados por los Francos bajo el mando de Clodoveo en 496, y Alsacia se convirtió en un ducado franco. Bajo el dominio merovingio, la zona fue cristianizada y colonizada.

A mediados del siglo IX se incorporó a Lotharingia y se unió a los territorios alemanes de los carolingios por el Tratado de Mersen (870). Estuvo unida a lo que se conoció como el Sacro Imperio Romano Germánico hasta el siglo XVII. Durante este período, su territorio se dividió en varios señoríos y municipios seculares y eclesiásticos, que siguieron siendo importantes hasta la Revolución Francesa. El período medieval también se caracterizó por la creciente importancia de sus ciudades, por ejemplo, Estrasburgo, Colmar y Haguenau, que, con el apoyo de los emperadores, se liberaron gradualmente de sus señores feudales.

El protestantismo obtuvo importantes logros durante la Reforma, y Estrasburgo, donde el reformador Martín Bucer fue especialmente destacado, se convirtió en el centro del protestantismo alsaciano. Aunque esta influencia protestante fue contrarrestada por el catolicismo romano de los Habsburgo, que trató de erradicar la herejía en la Alta Alsacia.

La influencia francesa comenzó a notarse a finales del siglo XVI, durante las Guerras de Religión. Esta influencia creció durante la Guerra de los Treinta Años, cuando las ciudades alsacianas, atrapadas entre el bando católico y el protestante y viendo su libertad amenazada, pidieron ayuda a Francia. La Paz de Westfalia (1648) dio a Francia un protectorado informal sobre Alsacia, y durante el reinado de Luis XIV se estableció el control total, después de que los franceses hubieran ocupado Estrasburgo en 1681.

En el siglo XVIII, gozaba de una considerable autonomía bajo la corona francesa, y los alsacianos aprovecharon su estatus fuera del sistema aduanero francés para desarrollar un floreciente comercio de tránsito. La incorporación administrativa de Alsacia a Francia se completó con la Revolución Francesa (1789), cuando la zona se dividió administrativamente en los dos departamentos, Haut-Rhin y Bas-Rhin, y se puso fin a su existencia como provincia separada. Los alsacianos siguieron hablando un dialecto alemán conocido como alsaciano, pero el uso del francés se extendió entre la clase alta.

De 1815 a 1870 Alsacia participó activamente en la vida nacional francesa. La introducción del sufragio universal (1848) y la construcción de ferrocarriles contribuyeron a unir estrechamente a Francia y Alsacia. Sin embargo, estos vínculos se rompieron al final de la guerra franco-alemana (1870-71), cuando Alsacia se separó de Francia y se anexionó al Imperio Alemán.

Tras la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial, Alsacia fue devuelta a Francia en virtud del Tratado de Versalles, junto con parte de la región de Lorena. Durante los años de entreguerras, la influencia alemana se mantuvo fuerte en las dos regiones, y a principios de la década de 1940 Alsacia fue anexionada nuevamente por Alemania, durante la Segunda Guerra Mundial. En los años de posguerra la hegemonía francesa reclamó Alsacia, aunque se mantuvieron algunos lazos culturales con Alemania. En 2016 la región de Alsacia se fusionó con Lorena y Champaña-Ardenas como parte de un plan nacional para aumentar la eficiencia burocrática. Los residentes seleccionaron el nombre Grand Est («Gran Este») como forma abreviada de la nueva división administrativa, pero, en un guiño a las identidades regionales históricas, el nombre más largo Alsacia-Champagne-Ardenne-Lorraine se mantuvo para la correspondencia oficial.

Muy interesante, ¿verdad? Bueno, ahora que ya sabes un poquito de la historia de Alsacia, toca ir a lo «bueno», a continuación te dejamos con nuestros consejos para visitar Alsacia:

Todo lo que debes saber

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Todo-lo-que-debes-saber-sobre-Alsacia-1024x612.jpg

Francia es uno de los países más impresionantes y bonitos, sobre todo en lo que refiere al ámbito turístico. Es por ello que, anualmente registra una gran cantidad de turistas en diferentes regiones de la nación; entre las cuales, destaca Alsacia

Tal y como has podido leer antes, la historia de Alsacia es sumamente interesante, esto es debido a que se trata de una región que fue gobernada en diferentes periodos por Alemania; y la razón de ello fueron conflictos políticos, los cuales ocasionaron que anteriormente se conociera esta región como Alsacia Alemana.

Por sus diferentes administraciones que tuvo la región, está repleta de cultura e historia, es por esto que la hace uno de los destinos más recomendables para visitar. Cabe mencionar que, esta región cuenta con diversas ciudades y localidades interesantes, entre las que destacan:

  • Estrasburgo.
  • Colmar.
  • Schiltigheim.
  • Mulhouse.
  • Haguenau.
  • Eguisheim.
  • Riquewihr.

Es importante aclarar que, cada uno de los lugares mencionados, se caracteriza por mantener este estilo romántico y vintage; el cual, es totalmente propio de Francia. Por lo tanto, sin importar el destino que elijas en Alsacia, tienes que saber que será un viaje hermoso e impresionante.

¿Qué necesitas para viajar a Alsacia?

Que se necesita para viajar a Alsacia

Para viajar a Francia y hacer todo un tour por esta región alsaciana, es necesario saber que existen algunos requisitos y condiciones que se deben cumplir. Todo esto a fin de, poder tener la tranquilidad y bienestar necesarios. Ahora bien, en lo que refiere a los requisitos para viajar a la Alsacia francesa, se debe aclarar que, estos son sumamente simples. Y claro, pueden variar si formas parte de la unión Europea o no. Sin embargo, entre lo que se recomienda tener, se encuentra:

  • Poseer DNI vigente (en caso de ser parte de la UE).
  • Poseer pasaporte vigente (obligatorio para todos aquellos turistas extranjeros que no pertenezcan a la UE).
  • VISA, el tipo de visado dependerá del tiempo que vayas a estar en la región.
  • Vacunas al día y si es posible, poseer el certificado que lo respalde.

Temporadas del año recomendables para ir a Alsacia

Temporadas-del-año-recomendables-para-ir-a-Alsacia.

En términos generales, las ciudades y pueblos de Alsacia se caracterizan por poseer un clima templado; sin embargo, a pesar de que es posible y cómodo viajar en cualquier momento del año, es necesario saber que existen algunos periodos del año, en los que es preferible hacer turismo en esta maravillosa región.

La temporada baja comienza desde septiembre a noviembre; y después, desde febrero hasta abril. Cabe mencionar que, a pesar de que al viajar en esta época no habrá tantos turistas, también puedes ahorrar algunos euros. Una desventaja es el hecho de que no habrá festivales que visitar. Por lo tanto, no sería ideal visitar Alsacia con niños en temporada baja.

En lo que refiere a la temporada alta, se debe destacar que esta comienza desde diciembre a enero, esto es debido a que durante la época navideña se organizan distintos festivales y actividades turísticas. Además, en este periodo hay mucho que ver; puesto que puedes vivir y disfrutar en francés la navidad.

Junto con la temporada alta y la baja, existe una temporada media; la cual se caracteriza por ser ideal para encontrar actividades turísticas que hacer, sin necesidad de tener que estar rodeados de gente. Ahora bien, la temporada media va desde marzo a septiembre; siendo esta, la etapa del verano.

¿Qué lugares de Alsacia son mejores para visitar?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Qué-lugares-de-Alsacia-son-mejores-para-visitar.jpg

Como bien hemos mencionado, son muchos los lugares que puedes visitar de Alsacia; pero es necesario tener en cuenta que las opciones pueden reducirse o aumentar, dependiendo de la temporada en la que hayas elegido viajar. Por lo tanto, es de suma importancia elegir con precaución si quieres pasar un verano en Alsacia; o si se gusta viajar en invierno para vivir la navidad en Alsacia.

Ahora bien, entre las diferentes opciones que recomendamos visitar, se encuentran las siguientes:

Estrasburgo

Se trata de una de las opciones más recomendables para visitar, esto es debido a que son muchas las opciones de qué ver en Estrasburgo. En este sentido, las alternativas incluyen visitar la Gran Isla de Estrasburgo, la Catedral, las iglesias medievales, la Plaza Kleber, el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Estrasburgo, entre otros.

Colmar

Este es uno de los pueblos pertenecientes a la capital de Alsacia, por lo que es una de las alternativas más interesantes a elegir. Si no sabes qué ver en Colmar, es importante tener en cuenta que lo primero y más conveniente es dirigirse a Place des Unterlinden, donde será posible encontrar la Oficina de Turismo, en la que puedes conseguir guías y mapas turísticos.

Schiltigheim

Si lo que quieres es conocer todo sobre la región de Alsacia, hacer fotos, así como también hacer turismo en museos, plazas y catedrales; Schiltigheim es la opción a elegir. Todo esto es debido a que, se trata de una de las zonas más interesantes de Estrasburgo.

Mulhouse

Es otra de las ciudades más hermosas de Alsacia, que además cuenta con muchas opciones para visitar. Por lo tanto, si aún no se ha decidido sobre qué ver en Mulhouse, vale la pena considerar visitar el museo de automóviles (La Cité de l’Automobile), el mercado de Navidad de Mulhouse, el museo de Telas Estampadas, el Antiguo Ayuntamiento de Mulhouse, entre otros.

Haguenau

Esta es una de las localidades más hermosas, donde puedes encontrar una extensa variedad de lugares que visitar y rutas interesantes que realizar. Cabe mencionar que, entre los mejores lugares para visitar de Haguenau, destacan los museos, iglesias, catedrales; así como también el Aux Corbeaux D’Odin, entre muchos otros.

Eguisheim

Se trata de uno de los pueblos más pintorescos de Francia, en el cual puedes visitar una diversa cantidad de lugares. Por lo tanto, si aún no sabes qué ver en Eguisheim, cabe mencionar que es posible ver las hermosas montañas de Francia, el Castillo Bas d’Eguisheim, las Torres de Eguisheim, Weckmund, Wahlenbourg y Dagsbour; así como también las incontables plazas y demás lugares que visitar.

Riquewihr

Es otro de los pueblos más hermosos que puedes encontrar donde está Alsacia. Cabe mencionar que, cuenta con diferentes lugares que visitar, entre los que destacan las plazas, el Ayuntamiento de Riquewihr, la torre Dolder, las hermosas casas tradicionales, los museos, entre otros. Por lo tanto, es posible afirmar que hay mucho qué ver en Riquewihr; solo necesitas un buen mapa de Alsacia y algunas guías turísticas.

¿Qué sitio elegir entre tantas opciones?


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Qué-sitio-elegir-entre-tantas-opciones.jpg

Debido a lo antigua que es la región, hay mucho que ver. Por lo tanto, no importa demasiado el destino que decidas visitar, ya que cada uno de ellos tiene su propio encanto. No obstante, es importante mencionar que debes analizar con detenimiento la temporada en la que vas a viajar. También tienes que tener en cuenta que es sumamente recomendable visitar cualquiera de los sitios mencionados previamente en navidad. La razón de todo esto es que, en esta región se celebran diferentes tradiciones en Navidad que no deberías perderte.

Por lo tanto, los restaurantes, hoteles y bares, ofrecen servicios enfocados a dichas tradiciones. De esta forma resulta mucho más sencillo probar cosas como la cerveza alsaciana, las galletas relieve, los vinos alsacia, entre otros.

Vacaciones en Alsacia: Lo que debes tener en cuenta

Vacaciones en Alsacia: Lo que debes tener en cuenta

Si quieres hacer turismo al mejor estilo alsaciano, es importante tener en cuenta que existen algunos factores sumamente relevantes que analizar. Todo esto a fin de, poder planificar un viaje exitoso. En este sentido, entre los aspectos a considerar se encuentran:

Estancia

Si planeas ir a esta región por turismo, es necesario tener en cuenta que el alojamiento es un factor de gran importancia. Al ser esta una región turística, no será complicado encontrar hoteles o residencias donde quedarse. Sin embargo, debes considerar que dependiendo de la temporada, este proceso podría complicarse. Por lo que recomendamos reservar con bastante tiempo de antelación si vas a viajar en temporada alta.

Transporte

Para recorrer la región, es posible usar el transporte público; sin embargo, es recomendable que, aquellos que tengan planes de pasar un tiempo en Alsacia, aquilen un coche o moto, ya que puedes ahorrar tomando esta decisión. No obstante, si se va a estar pocos días, sí que es preferible optar por utilizar el transporte público.

Alimentación

La comida en la región es algo sumamente fácil de obtener, puesto que hay una extensa cantidad de restaurantes. Por lo tanto, solo necesitas ver los mapas para saber cómo llegar, utilizar aplicaciones móviles o preguntar a los residentes.

Entretenimiento

Gracias a las diferentes alternativas que existen en los pueblos alsacianos, es posible llevar a cabo una infinidad de actividades de entretenimiento. Esto incluye, bares, piscinas, parques, museos y lugares históricos, restaurantes temáticos, entre muchos otros. Por lo tanto, para entretenerte en Alsacia, solo hace falta tener creatividad y aprovechar al máximo el tiempo de tu estancia.