La Ruta del Vino, Alsacia

Alsacia es una región de gran atractivo turístico, la cual cuenta con incontables lugares interesantes que conocer, paisajes hermosos; además de una historia y cultura increíbles. Por lo tanto, son muchas las personas que se encuentran interesadas en visitar este destino; es por ello que, si estás considerando tomar unas vacaciones medianamente largas, es recomendable que consideres incluir en tus planes, una visita a la Ruta del Vino de Alsacia; un recorrido que, te dejará experiencias inigualables.

¿Qué es la Ruta del Vino de Alsacia?

Ruta del vino de Alsacia

La Ruta del Vino, también conocida como la Ruta de los Vinos, o la Route des Vins, es un recorrido que atraviesa una diversa cantidad de ciudades y pueblos de la región alsaciana; los cuales se encuentran especializados en la viticultura (cultivo de uvas para la producción de vinos). Por lo tanto, resulta un lugar ideal para aquellos aficionados, expertos y amantes del vino, así como también de la cultura francesa.

Cabe añadir que, esta ruta es medianamente larga; esto debido a que, se extiende unos 170 kilómetros; los cuales, recorren de norte a sur la región de Alsacia. Sin embargo, es posible recorrer todo el trayecto en un promedio de 4 días, aunque claro si es posible permitirse más tiempo, resulta mucho más agradable y satisfactorio.

Las localidades pertenecientes a la Ruta del Vino

Pueblos de la ruta del vino en Alsacia

Como bien se ha mencionado, esta ruta se encuentra integrada por una extensa cantidad de pueblos y localidades de Alsacia; los cuales, son impresionantes e interesantes por sí mismos. Claro que, si se está considerando tomar este recorrido, es conveniente conocer cuáles son las localidades que forman parte de la Ruta del Vino, por esta razón, a continuación se describen las más relevantes:

  • Estrasburgo.
  • Ribeauville.
  • Colmar.
  • Eguishem.
  • Mulhouse.
  • Zellenberg.
  • Andlau.
  • Hunawihr.

Claramente, hay muchas otras localidades que forman parte de dicha ruta, como por ejemplo Kaysersberg, Mittelbergheim, Riquewihr, Sigolsheim, entre otras.

Recorrer la Ruta del Vino: ¿Dónde comenzar?

Recorrer la ruta del vino Alsacia

El punto de inicio más recomendable para tu recorrido, depende directamente del sitio en el que te encuentres antes de viajar; esto debido a que, si por ejemplo estás cerca de la frontera alemana o sueca, los puntos de inicio podrían ser algunas de las localidades más próximas. No obstante, si te encuentras en un país ajeno a estos, lo más recomendable es que planifiques tu vuelo al aeropuerto de Estrasburgo; para de esta manera, iniciar con el recorrido en dicha ciudad.

Posteriormente, podrás ir recorriendo desde Estrasburgo hacia el sur de la ruta, atravesando localidades como Colmar, Sélestat, Mulhouse, entre otras. No obstante, cabe aclarar que, hacia el norte de Estrasburgo, también hay otras regiones pertenecientes a la Ruta del Vino de Alsacia.

Tipos de vinos que podrás hallar

Vinos de Alsacia

Claramente, el objetivo de recorrer la Ruta de los Vinos, es degustar cada una de las preparaciones realizadas en las diferentes localidades francesas; las cuales, se caracterizan por tener un excelente desempeño en la viticultura, por lo que sus productos resultan de suma calidad. Así que, si te preguntas qué tipos de vinos podrás hallar en las diferentes regiones de la ruta, es preciso que sepas que entre las opciones disponibles, se encuentran:

  • Riesling: Se le conoce de esta manera al vino que se obtiene de la uva denominada de la misma manera, se caracteriza por ser de una tonalidad blanca; mientras que, su sabor es delicado y sumamente agradable.
  • Gewurztraminer: Por su parte, esta variación de vino se caracteriza por ser de coloración clara; además, cuenta con un aroma realmente agradable. Sin embargo, su popularidad, no es demasiado alta.
  • Pinot Noir: Se trata de un tipo de vino cuya coloración es clara, se caracteriza por tener un sabor muy delicado, el cual es bajo en ácidos.
  • Sylvaner: Es la opción ideal para aquellos amantes del vino que sienten debilidad por los vinos de aguja; su sabor es frutal y sumamente agradable.
  • Muscat: Se trata de un vino dulce y afrutado, ideal para aquellos que disfrutan de un imponente sabor a uvas en el vino.